El ahorro de energía por su uso se refleja como una dis­min­u­ción en consumo de gas natural, gas lp, diesel o elec­t­ri­ci­dad del sis­tema ya exis­tente. Los colec­tores solares de agua de tubos de vidrio al vacio con agua den­tro de los tubos logran acoplarse de man­era muy sen­cilla a una red hidraúlica uti­lizando reservorios para reducir la pre­sión del agua a su entrada y acom­pañan­do­los de bom­bas presur­izado­ras al final del arreglo si se requiere agua caliente a presión.